El Concejo Deliberante dio visto buena al examen de las cuentas de la administración municipal correspondiente al año 2017.

Desde el oficialismo local, señalaron que el modelo de gestión está basado en la idea de “equilibrio” y de “cumplir los objetivos sin endeudamiento”.

La medida fue aprobada por mayoría, con el apoyo del bloque mayoritario, junto con el Frente Renovador. Cambiemos rechazó el proyecto.